divendres, 15 d’octubre de 2010

Restauracion sherpa 159

Todo empieza hace alrededor de dos años, un dia entré en el almacén de casa mis padres y como otras muchas veces vi la moto de mi padre, una antigua sherpa 159, pero aquel dia pensé : Esta es la moto con la que aprendí a montar en moto, con la que intentaba trialear en la parte trasera de nuestra casa poniendo palets de obra unos encima de los otros, subiendo, bajando, cayendo, etc.... y le dije a mi padre: ¿porque no la restauramos?



La moto estaba entera pero la primera foto la hice una vez desmontada





La respuesta fue un rotundo NO, pero seguí insistiendo hasta que un dia de septiembre de 2009 le convencí, y empezamos a desmontarla, cuando la tuvimos toda desmontada quitamos toda la pintura del cuadro y lo pintamos de color blanco ya que el modelo original era con el cuadro gris y los plásticos rojos, unos colores que no eran de nuestro agrado, así que decidimos pintarla y decorarla como el modelo 199b que es uno de los mas bonitos para mi.

Después de pintar el cuadro enviamos a pulir y a cromar partes como: Motor, tapas de cárter y encendido, botellas de las barras, freno trasero, tijas de dirección, codo del tubo de escape, llantas, etc......





Esto ya es otra cosa


Como podéis ver en la foto el bloc, la culata i la tobera del carburador fueron chorreados con arena, también se cambio la caja del filtro de aire y le pusimos la pequeña aunque he visto en el todotrial que mucha gente lo hace al revés. Tambien se cambio el encendido de platinos por uno electronico.
vista trasera con el guardabarros colocado
Compramos guardabarros nuevos en blanco, las dos ruedas  se pusieron nuevas,  un plato mas pequeño ya que de momento no voy a hacer trial de clásicas con ella y queríamos que el desarrollo no fuese tan corto.




Entonces llego la parte problemática de la restauración: El pintar el deposito.

Lo intentamos todo, con imprimación y sin ella, con una pintura para superficies dificiles, y nada al final las dichosas burbujas de los c...... perdón.
A la semana siguiente tenia lugar una concentración de motos clásicas en le pueblo de al lado en la cual se sube al Monte Caro y se desayuna en el restaurante que hay arriba.
Un dia antes de la concentración de clásicas
Ya que la cita estaba próxima decidimos pintarla para que estuviera bonita el dia de la concentración y la verdad es que causo mucha admiración ya que era la única sherpa y encima con todos los pulidos y cromados recién salidos del horno.


En estos momentos vuelve a estar medio desmontada ya que he encargado un deposito de fibra para poder pintarlo y olvidarme de las burbujas. El silencioso del escape también se ha  cambiado por un boomerang ya que me gusta bastante mas que la petaca y se ha enviado a cromar.
Los amortiguadores traseros ahora son de gas y se le ha puesto el faro delantero y el piloto trasero, ahora solo queda terminar de poner al dia la documentación.

Seguiré informando.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada